La modernidad nos exige andar siempre a las carreras. Tenemos poco tiempo y descuidamos labores como el cuidado de la ropa, que se traducen en tragedias, cuando nuestras prendas favoritas se desgastan, decoloran o se maltratan. Si tenemos una lavadora obsoleta y además no nos preocupamos por separar la ropa por colores, tejidos y texturas, con seguridad tendremos que gastar mucho dinero para renovar nuestro guardarropa muy seguido.

A continuación encontrarás una lista de consejos para el cuidado de tus prendas favoritas, el lavado y el secado, para prolongar la vida de tu ropa y que siempre se vea como nueva.

Blusas y vestidos

Lavado: El cuello es una zona en la que se acumula maquillaje, transpiración y polvo. Si tu prenda está muy sucia, utiliza jabón en barra y agua tibia para dar un prelavado en esa área, antes de metar la prenda a la lavadora. Por otro lado siempre es aconsejable separar tu ropa por colores y voltearlas al reverso.

Secado: Lo ideal es secar tus prendas colgadas en una percha y al aire libre, procurando que no les dé el sol directamente, sobre todo a las prendas de color y a las prendas oscuras. De hecho, te recomendamos el uso de la secadora, sólo cuando la prenda sea muy pesada y la temporada del año te impida ponerla a secar al aire, como en tiempo de lluvias, o cuando te urge lavar y usar una prenda y no tienes tiempo de esperar a que seque por sí sola.

Jeans

Consejos para el cuidado de tus prendas favoritas
Conoce más tips como estos descargando nuestra App aquí

Lavado: Del mismo modo que con otras prendas, lo mejor es voltear por el reverso la penda y utilizar sólo agua fría en la lavadora para prevenir que tus jeans se encojan o se decoloren con cada ciclo de lavado. Asegúrate de cerrar la cremallera y sujetar el botón en el ojal. Esto impedirá que los dientes de la cremallera y el botón, provoquen desgarros en otras prendas.

Secado: Siempre al aire y colgados en percha. Utiliza la secadora de ropa para tus jeans, únicamente cuanto te urja usarlos después de lavarlos y omite este paso si la composición de la prenda es una mezcla de fibras. Los que son 100% algodón, no tienen lío. Pero sis tus jeans son expandes o en la etiqueta dice que son 60% algodón y 40% de otras fibras, el calor de la secadora, puede dañarlos irremediablemente.

Ropa interior

Consejos para el cuidado de tus prendas favoritas
Conoce más tips como estos descargando nuestra App aquí

Lavado: Tu ropa interior y tu lencería, suelen ser prendas muy delicadas, aunque sean de algodón. Por ello, la recomendación es lavarla siempre a mano. Puedes utilizar una tinaja con shampoo para ropa y frotarla de forma muy delicada. Si lo deseas, una vez que la hayas lavado, puedes dejarla unos minutos dentro de la tinaja con agua y shampoo, para que el aroma perdure más. Después, sólo enjuaga con agua fría. La temperatura del agua es muy importante. Si usas agua caliente, los elásticos y encajes de tus prendas íntimas, irán perdiendo sus propiedades y más adelante ya no ajustarán bien y se verán viejas y acabadas.

Secado: Lo ideal es secarlas sobre una toalla de baño para que no se estiren al colgarlas. Puedes conseguir una malla de rejilla, colocar una toalla encima y poner a secar tu ropa interior en un lugar ventilado pero evitando que les dé el sol.

Prendas de lana

Lavado: Por lo general, los suéteres y otras prendas de lana, como bufandas, ponchos y chalecos, son pesados y es complicado lavarlos. Si te encuentras una pequeña mancha, puedes lavar la zona con agua jabonosa, pero sin frotar. En vez de eso, utiliza un paño de algodón para absorber el líquido hasta que se elimine la mancha. Si no hay más remedio que lavarla toda, mete tu prenda en una funda de red y selecciona el ciclo de la lavadora para prendas delicadas y siempre con agua fría. Utiliza también el ciclo de centrifugado. Esto te permitirá sacar la prenda de la lavadora prácticamente seca y así no tendrás el riesgo de que se cuelgue o estire al secarla.

Secado: Al aire libre. A las prendas de lana sí les puede dar el sol, porque no se decoloran.

Zapatos tenis

Lavado: La lavadora es un gran aliada para lavar bien y a profundidad tus tenis. Sin embargo, debes hacer un par de cosas antes de meterlos a la lavadora. Retira los cordones o agujetas y lávalas a mano, por separado. Después, lava las zonas más sucias, como las suelas y la punta, que es dónde se acumula mayor cantidad de suciedad. Esto evitará que otras prendas se manchen mientras están en la lavadora. También es muy importante que los metas en una funda de red, para evitar que se la pasen rebotando durante el ciclo de lavado. Usa la función de centrifugado para retirar el exceso de agua y que se sequen más rápido.

Secado: Nunca los metas a la secadora. El calor puede deformar y arruinar la suela y otras áreas del calzado. Los tenis tampoco se decoloran, por lo que puedes dejarlos al sol para que terminen de secarse.

Tu lavadora o centro de lavado

Consejos para el cuidado de tus prendas favoritas

Es muy, pero muy importante que elijas una lavadora ( o lavadora y secadora) que cuente con buenas funciones de lavado y diferentes ciclos, ya sea de temperatura y tiempo, para que laves y cuides tus prendas de forma óptima.

Algunas lavadoras viejitas, sólo cuentan con ajustes de tiempo, pero no son capaces de brindarte un lavado delicado para prendas como encajes o satén o de darte un lavado robusto para cobertores o pantalones de mezclilla.

Por ello vale la pena que inviertas en una lavadora más moderna que te ofrezca diferentes funciones y combinaciones para los ciclos de lavado y centrifugado. Deshacerte de tu vieja lavadora, quizá sea el primer gran paso que des en el proyecto de cuidar tus prendas al máximo.

Consejos para el cuidado de tus prendas favoritas

Por último, te compartimos algunos secretos extras para tus prendas.

Agrega una gota de esencia de rosas o de lavanda en el agua de la plancha para aromatizar sutilmente tu ropa. (No uses más de una gota, sobre todo si la esencia tiene colorante, para evitar manchar la ropa).

Las prendas como blusas y vestidos, ponlas a secar siempre colgadas en perchas, así facilitarás mucho el planchado.

Los suéteres y prendas de lana, deben secarse sin colgarse para evitar que se estiren y se deformen.

Recuerda siempre abotonar y cerrar las cremalleras de todas tus prendas para que no se atoren con otras y las desgarren.

Utiliza siempre barras de jabón de lavandería, shampoo para prendas y suavizantes de telas que sean de buena calidad.

Recuerda que el cuidado de tus prendas favoritas es muy importante. Si revisas las etiquetas o instrucciones de lavado y tomas todas las precauciones, tu ropa se verá mucho tiempo como nueva y no tendrás que invertir grandes cantidades de dinero en renovar a cada rato tu guardarropa.

Visita también:

Las 6 reglas más importantes para tener un clóset completo sin gastar de más

Fuentes:

  • hogar.uncomo.com
  • laopiniondemurcia.es
  • labrujeriablanca.com
  • houseandgarden.co.uk
  • files.bolaecologica.webnode.pt
  • miradacouture.com