Para ver resultados positivos al momento de tonificar las zonas más difíciles del cuerpo es necesario tener buenos hábitos alimenticios y un descanso adecuado.

Ejercicios para tornear las zonas más difíciles del cuerpo: glúteos, muslos y abdomen

El sedentarismo nos hace propensos a desarrollar enfermedades cardiacas y metabólicas. Como lo menciona David Mora, Director Técnico de GO Fit Ciudad Real el tonificar nuestros músculos nos previene de lesiones provocadas por malas posturas, también ayuda a reducir las molestias ocasionadas por el estrés de nuestras actividades cotidianas.

De acuerdo con la OMS, realizar 150 minutos por semana de una actividad física moderada ayuda a mejorar las funciones cardiorrespiratorias, musculares, salud ósea e incluso reduce los niveles de depresión.

Para comenzar a tornear las zonas más difíciles del cuerpo: glúteos, muslos y abdomen tomamos en cuenta las recomendaciones del experto. A continuación se detallan los ejercicios recomendados.

1. Plancha quitando apoyos.

○ Coloca tus manos en el piso, procurando que la abertura esté alineada con los hombros y por debajo de ellos.

○ Levanta una de tus manos (apoyo), para tocar el hombro contrario, cuida de no balancear la cadera, ni gires la parte superior de los hombros.

○ Mantener alineada la cabeza con la cervical.

○ Una variante: flexiona las rodillas y/o los codos contra el piso si el ejercicio se te dificulta y esto provoca la mala ejecución.

2. Puente en fitball. Recostado de espalda sobre el piso con las piernas apoyadas en el fitball, eleva y extiende la cadera realizando el puente sobre los hombros. Mantén tu espalda alta siempre sobre la superficie del suelo.

○ Soporta la pelvis en una posición neutra, despega vertebra por vertebra desde la zona lumbar hasta llegar al puente. Cuida de no rebasar la línea recta que existe entre hombros, caderas y rodillas.

Respiración: Inhala poco a poco durante vamos despegando la pelvis y exhala conforme se va despegando cada vértebra hasta formar el puente y donde sin mantener la posición inhalas nuevamente y exhala poco a poco al apoyar cada vértebra.

3. Estiramiento de la cadena anterior. Postrarse sobre el foam roller boca arriba, las piernas van apoyadas en el suelo y el foam roller queda posicionado entre el sacro y el occipital, realiza el movimiento de “El candelabro” de los brazos.

○ Coloca los brazos en cruz sobre el suelo, se mueven hacia el frente en vertical sin despegar la espalda superior del suelo, no los flexiones. Mantener la pelvis en posición neutra y despegar poco a poco cada una de las vértebras desde la cervical hasta la lumbar y terminar en la posición de sentado.

○ Respiración: inhala con el movimiento de los brazos en cruz y mientras llegas a la posición vertical, suelta el aire con el movimiento de los brazos hasta recorrer el cuerpo.

Hábitos que contribuyen a lograr el objetivo

Veras mejores resultados si logras hacerte de algunos buenos hábitos, como, cuidar los alimentos que se ingieren, respetar los periodos de descanso y procurar deshacerse de pensamientos que afecten nuestra mente y cuerpo.

○ Una dieta balanceada que ayude a mantener el peso correspondiente a estatura y edad. Mantener el cuerpo con los nutrientes que necesita e hidratado reduce el riesgo de enfermedades que se desencadenan por el sobrepeso.

○ El descanso adecuado reduce el estrés del día a día.

○ Evita fumar, bebidas alcohólicas y el sedentarismo.

○ Mantener una higiene corporal todos los días disminuye las contracturas de espalda además de realizar los ejercicios mencionados.